OMEGA 3 (EPA y DHA) 

1,3g Por Cápsula

Los ácidos grasos omega-3 son componentes importantes de las membranas que rodean cada célula en el organismo. Las concentraciones de DHA son especialmente altas en la retina (ojo), el cerebro y los espermatozoides. Tienen muchas funciones en el corazón, los vasos sanguíneos, los pulmones, el sistema inmunitario y el sistema endocrino (la red de glándulas productoras de hormonas).

-Nutriente para el cerebro.
-Reduce los niveles de triglicéridos en la sangre.
-Posee un efecto anti-inflamatorio. 


DOSIS RECOMENDADAS PARA ADULTOS: -MUJER: 1000mg
-MUJER EMBARAZADA: 1400mg
-MUJER LACTANDO: 1300 mg
-HOMBRE: 1200mg

SIN COLORANTES · SIN AZÚCAR · SIN GLÚTEN · SIN LACTOSA · SIN GRASAS TRANS · SIN GMO

Elaborado con materia prima de primera calidad

Permiso COFEPRIS No.183300107C0739

Envío express a toda la República mexicana 2-5 días hábiles.

¡ESTO ES POR TI Y GRACIAS A TI!

Merecemos productos de la mejor CALIDAD al mejor PRECIO. 

Envío gratis en compras mayores a $1,200.00 pesos. (Únicamente en productos físicos)

OMEGA 3 (EPA Y DHA )

$249.00Precio
  • Sí.

    En el período prenatal aumenta el riesgo de carencia de ácidos grasos omega-3, ya que las reservas de los tejidos maternos suelen disminuir1 al utilizarse para el desarrollo del feto.

    A menudo se recomienda a las embarazadas que consuman suplementos de aceites marinos para cubrir sus necesidades de estos ácidos grasos. La administración de suplementos de aceites marinos durante el embarazo se ha evaluado como posible método para prevenir la prematuridad (o aumentar la edad gestacional) y la eclampsia y para incrementar el peso al nacer. Otras posibles ventajas de su uso son un mayor desarrollo cerebral del feto y un menor riesgo de parálisis cerebral y de depresión puerperal.

    El origen de las teorías en las que se basan los estudios sobre desenlaces del embarazo radica en la observación de que, en comunidades con un gran consumo de pescado, el peso al nacer es elevado y la gestación, prolongada.

    Los ácidos grasos DHA y EPA presentes en los aceites marinos son precursores de las prostaglandinas, que influyen en la constricción de los vasos sanguíneos. Se ha recomendado el consumo de aceites marinos por la población adulta en general y, en particular, por las embarazadas para tratar la hipertensión. Al impedir la producción de prostaglandinas, que provocan la maduración del cuello del útero, estos mismos componentes de los aceites marinos también pueden retrasar el parto y prolongar así, en potencia, el embarazo y aumentar el peso al nacer.

UNETE A NUESTRA COMUNIDAD

© 2019 by Diana Bárcena.

"Si te quieres, Te cuidas"

- Diana Bárcena

0